La belleza ya está en ti:

en tu forma de ser, en tu manera
de hablar, moverte, sonreir…

Yo sólo voy a acompañarte.

 

Si echo la vista atrás, me doy cuenta de que la moda siempre ha estado presente en mi vida.

Como observadora y crítica, más que como algo propio. Desde muy pequeña, ojeaba revistas de moda, diseño, texturas…

En casa, arreglábamos prendas de temporadas pasadas, dándoles un nuevo aire, una nueva vida.

Creo que el estilismo perfecto no es el más caro ni sofisticado, sino el que va más acorde con cada una de nosotras. En muchas ocasiones, algo sencillo con unos complementos adecuados y bien combinados es lo que mas ‘nosotras mismas’ nos hace sentir.

Se trata de estar a gusto con los colores, formas y texturas que nos favorezcan. Sin imposiciones.

He descubierto nuestro mejor aliado en el mundo de los accesorios y complementos.

Con Nectar, pretendo compartirlo con todas vosotras.

No creo en los precios abusivos, ni en los productos que conllevan sufrimiento y desigualdad. Por esta razón, trabajo con artículos que cumplen con criterios éticos, que no son de origen animal y que respetan las condiciones laborales de los trabajadores.

 Esther.